Blog

Ataque de risa

Y en ese momento entendí todo lo que significaba para mí.  Ya era de noche y estábamos a punto de cerrar los ojos. No había sido un día especialmente diferente, pero dije algo que hizo que los dos nos riéramos a carcajadas sin sentido durante un rato. No necesitábamos mucho más. Ya no me acuerdo cuando se cerraron mis ojos al final, pero fue rápido y sobre todo profundamente (Como el sueño), feliz.

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies